Desarrollar nuevas competencias para tus empleados requiere facultarlos de forma creativa e innovadora para que los colaboradores realicen su trabajo sin necesidad de un líder, con el fin de que este sea más estratega y menos operativo.

Por lo cuál, nos dimos a la tarea de investigar 4 formas para ti: 

  1. Microaprendizaje. Se trata de darle a tu colaborador contenidos cortos, en pequeñas cantidades pero de manera constante. Se administra la información mediante, por ejemplo, videos de corta duración, breves mensajes de texto, mensajes recordatorios en celulares, para que ellos mismos puedan transmitir sus aprendizajes en vivo y mandarlos al equipo.
  2. Gamificación. Es una capacitación muy dinámica a través de juegos en línea. Una aplicación que le genera puntos a la persona que se está capacitando. Esta herramienta asegura que las personas estén en el juego, aprendan y se diviertan. 
  3. Aprendizaje social. Aprender de otros miembros del equipo. Un intercambio de ideas y presentación de diferentes visiones de un mismo tema, que se traduce en una herramienta muy productiva y de bajo costo.
  4. Capacitación adaptada. Esta se acopla a las necesidades y capacidades del colaborador. De un curso de 8 módulos, se va dosificando la capacitación en pequeñas partes con base a lo que se necesite en el momento, ahorrando tiempo y acelerando el aprendizaje.

Recuerda que la capacitación laboral es una excelente inversión para tu empresa, no te quedes atrás.