A la hora de hacer una estrategia de Inbound Marketing se pueden cometer numerosos errores de todo tipo. Es normal, ya que es una metodología que implica muchas técnicas de marketing y a veces es difícil coordinarlas y prestar atención a todas y cada una de ellas.

         1. No establecer objetivos realistas

Cuando comenzamos una estrategia, sea de Inbound Marketing o de cualquier otra metodología, tendemos a poner objetivos muy poco realistas o equivocados. Teniendo en cuenta que los objetivos son la base de la estrategia y lo que vamos a medir posteriormente para saber si vamos por el buen camino, una mala elección de estos puede arruinar todo el proceso

         2. Tener un Buyer Persona poco trabajado

Si los objetivos eran importantes, te voy a contar de los Buyer Persona. Si no eres capaz de definir a tu cliente ideal a través de un proceso adecuado en el que consigas conocer a esa persona como si fuera tu amigo de toda la vida, no podrás crear acciones posteriores enfocadas hacia ellos.

Debemos crear un perfil lo más completo posible de nuestros clientes, ya que eso nos dará la posibilidad de definir nuevas líneas de negocio, mejorar la comunicación hacia el cliente y conseguir una mayor efectividad en todas nuestras acciones de marketing.

         3. Demasiado contenido, poca calidad

Durante los últimos años se viene diciendo que, de cara mejorar nuestro posicionamiento SEO y acelerar el crecimiento de nuestros blogs, se debe escribir una vez al día. El problema está en que es muy, muy difícil escribir contenido de calidad día tras día, salvo contadas ocasiones.

Yo he comprobado como diferentes blogs mejoran sus estadísticas pasando de publicar 4-5 veces semanales a solo 2, ya que el tener más tiempo para redactar el contenido hace que esos 2 posts sean de mucho más valor que 4 o 5 más cortos y que, a veces, pueden llegar a ser redactados a la ligera.

         4. No salga con todas sus fuerzas en el momento equivocado

La fase en la que se desea convertir un cliente potencial en cliente es especialmente crítica. Un posible cliente le ha dado sus datos de contacto, pero ¿cuándo debe ponerse en contacto con él? En los EE.UU., donde el inbound marketing ya está muy extendido, no es raro que nos pongamos en contacto en 30 minutos. En Europa sorprendería a los clientes potenciales con una reacción tan rápida y dejaría una mala impresión. En nuestras latitudes debe contactarnos en el plazo de una semana.

         5. Una mala analítica del proceso de Inbound Marketing

El Inbound Marketing tiene diferentes fases, desde la atracción de tráfico, pasando por la conversión de leads hasta la sincronización final entre todos los procesos. ¿Cómo vas a saber en cuál estás acertando y en cuál estás fallando si no has realizado un correcto proceso de analítica?

Antes de comenzar a utilizar cualquier nuevo elemento en tu estrategia, como una nueva vía de tráfico web o de conversión de leads, piensa detenidamente cómo vas a medir el éxito o fracaso de dicho elemento.

         6. No subestime el coste del inbound marketing

El inbound marketing elimina muchos factores de coste que usted conoce bien del mundo de la publicidad clásica. La disciplina de mercadeo usualmente causa costos mucho más bajos, como lo demuestran los estudios. También puedes hacer muchas cosas con el inbound marketing, cómo crear contenido. Sin embargo, no hay que subestimar el esfuerzo de esta disciplina de marketing: Pensar en un buen contenido y finalmente destilarlo en contribuciones interesantes que sean bien recibidas por el usuario lleva mucho tiempo.