No hay nada más satisfactorio para el equipo comercial que un prospecto cerrando el trato. En ese momento es cuando todo el esfuerzo se ve remunerado. Si las ventas son el motor de un negocio, la capacitación y la preparación de tu equipo son el aceite que lo mantiene funcionando. Para ello no hay mejor estrategia que el juego o Gamificación.

El objetivo primordial de una campaña de mercadotecnia es, precisamente, vender, sin embargo, la venta rara vez se cierra por medios digitales; se necesita de un equipo especializado para lograrlo, porque aunque existen los llamados “vendedores natos”, tener un equipo de ventas efectivo es algo que se debe desarrollar.veo capacitación

¿Para qué capacitar?

La capacitación adecuada prepara a tus vendedores con una metodología de ventas exitosa o comprobada, les enseña o desarrolla en ellos técnicas para cerrar o concretar las ventas; puede mejorar su forma de responder ante las objeciones de los clientes y optimizar sus habilidades para la prospección.

Hay muchos rubros de capacitación para mejorar las ventas y también son muchas las técnicas exitosas para hacerlo. Aquí te compartimos una que en especial llamó nuestra atención: La Gamificación.

La Gamificación.

Si aún no has escuchado acerca de este concepto anteriormente, este es el momento de descubrirlo. La palabra Gamificación proviene de la palabra en inglés Gamification, palabra que hace referencia al término Game – juego en inglés

La gamificación es una técnica de aprendizaje que consiste en aplicar los elementos y mecánica en los que se basan los juegos en otros ámbitos, como puede ser en el ámbito educativo o profesional. Estos “juegos” se crean siguiendo un sistema en el que se incluyen tablas de clasificación, insignias, trofeos, sistemas de puntos y «desbloqueo» de nuevo contenido después de dominar el contenido anterior.

Está comprobado que las personas que aprenden con esta técnica realizan mejor su trabajo, perfeccionan sus habilidades, y son capaces de retener información durante más tiempo, en comparación con aquellas personas que aprenden con otros métodos menos interactivos.

Beneficios de la gamificación:

Engagement (compromiso): gracias a esta forma de aprender los individuos se involucran más con los objetivos a conseguir.

Motivación: los participantes se sienten motivados a seguir aprendiendo, y las probabilidades de completar el ejercicio son mayores.

Mejor experiencia de aprendizaje: una buena estrategia de gamificación supone un incremento en la retención y memorización

Forma de trabajar: ayuda a los participantes a hacer simulaciones de situaciones reales en un ambiente seguro.

Feedback instantáneo: los participantes saben en el momento que es lo que saben y qué deberían saber.

Esta técnica es muy interesante y deberíamos darle una oportunidad si queremos darle un giro a la formación que proporcionamos a nuestro equipo. Recuerda que esta forma de aprendizaje es un apoyo a los métodos tradicionales, y que su uso de manera excesiva tampoco es conveniente.

Acércate con los expertos en estrategias digitales como VEO Agency y encuentra la asesoría adecuada para tu empresa y tus colaboradores.