La generación Z está creciendo y con ellos una nueva generación de personas inmersas en las redes sociales que han creado una carrera y una vida en las pantallas, a ellos los millennials ya no los conciben como una “celebrity” a la que solo siguen en las redes sociales, sino que los han aceptado como si fueran uno más de su grupo social, como a alguien al que conocen de su trabajo, del que conocen su vida diaria e incluso a veces, lo sienten más cercano que algún amigo.

El Influencer Marketing, o marketing de influencia, no es algo nuevo. Existe desde hace mucho tiempo en relación al Marketing Digital. Con el surgimiento de nuevas tecnologías y el boom de las redes sociales,  viene ganando cada vez más fuerza y relevancia, volviéndose popular entre los profesionales de marketing  y se ha vuelto un complemento importante en estrategias digitales.

Hoy en día, las empresas han aprendido la importancia que tiene hacer llegar sus productos o servicios a sus potenciales clientes a través de sus propios referentes: personas a las que los clientes siguen, valoran y en las que confían. Personas que por su conocimiento, posición económica o popularidad, son capaces de influir sobre las acciones y decisiones de otros individuos. 

Pero, ¿qué aportan estos influencers y qué debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar a la persona más adecuada para nuestra estrategia de marketing? Las aportaciones fundamentales pueden resumirse en cuatro:

  1. Posicionamiento y visibilidad de marca
  2. Tráfico a nuestra web
  3. Aumento de seguidores en Redes Sociales
  4. Aumento de las ventas

Como primer paso, hay que saber identificar correctamente al influencer, ya que no solo sirve tener seguidores para ostentar este título, sino también demostrar otras “cualidades” cuantificables tales como el alcance de las publicaciones, su relevancia y la interacción.

Unir fuerzas con un influencer no solo otorga presencia en los medios, si no que provoca que se asocien indirectamente los valores de este. Por tanto, ayudará a vender mucho más que un producto, dará forma a la imagen, transmite unos valores, una filosofía y un estilo de vida determinado.

¿Al final, que es el marketing de influencia?

El marketing de influencia consiste en la contratación, desde una marca, de personas con poder de persuasión sobre un grupo específico de individuos y que por tanto influye socialmente.

Entonces, se trata de un tipo de marketing no intrusivo, que por medio de personas influyentes, es capaz de guiar el comportamiento e impactar sobre las decisiones de tu público objetivo de manera efectiva.

Entre los beneficios de trabajar con marketing de influencia, podemos destacar:

  • Crean tendencias y debate social.
  • Genera conversación.
  • Crean publicidad nativa más valorada.
  • Tienen su audiencia segmentada.
  • Aumentan la reputación de la marca.
  • Incrementa el tráfico a tu sitio.
  • Conversión más efectiva y elevada.
  • Contribuye al posicionamiento SEO.

Las estrategias de marketing de influencia son aún muy recientes, por lo que hay un amplio margen de desarrollo y aprendizaje. Pero antes que nada, es fundamental tener claro cuál es el objetivo y qué es lo que se quiere lograr, antes de poner el plan en marcha. Contar con aliados que te ayuden a definir una buena estrategia de posicionamiento y con un análisis adecuado de tu buyer persona es esencial para que tu estrategia te de los resultados que buscas

Por ello te recomendamos acercarte a los expertos y no dejar nada a la suerte. En VEO contamos con los asesores y las estrategias correctas para impulsar tu negocio. ¡Contáctanos!