Mientras que el marketing tradicional se centra en aspectos del producto como su calidad, sus características y beneficios, el marketing experience se enfoca en el propio cliente y su experiencia durante el proceso de elección y compra, también llamado, momento cero de la compra o ZMOT por sus siglas en inglés. 

El momento cero de la verdad o ZMOT describe una revolución en la forma que tienen los consumidores de buscar información en Internet y de tomar decisiones en cuanto a marcas se refiere.

Esta metodología se basa en utilizar tácticas y enfoques innovadores basados en la creación de experiencias con el fin de llegar a nuestro consumidor de una forma convincente y memorable, de tal forma que no solo nos limitemos a escuchar o leer la publicidad, sino que se viva. 

El marketing experience se encarga de crear conexiones emocionales por medio de experiencias que logren un valor diferencial a la marca, por lo que en esta estrategia no se persiguen a los consumidores, sino el consumidor busca a la marca por dicho vínculo emocional.

Valor Agregado a tu marca

Este tipo de estrategias da a las marcas, la oportunidad de mostrar su mejor lado a los consumidores y de “caerles bien” para conseguir conectar con ellos, convertirlos en clientes y alimentar su fidelidad.