La realidad virtual no solo es tecnología, es experiencia. Memorable, inmersiva y controlada en la que el usuario es el protagonista. 

A continuación te contamos tres puntos que no debes dejar pasar a la hora de optar por esta herramienta. 

     A) Implementación de realidad virtual en un evento

Cada experiencia debe ser personalizada a la empresa y lo que esta desea mostrar. Debes disponer con un espacio adecuado a la experiencia, recuerda que para esta experiencia el usuario estará en movimiento. La infraestructura técnica debe de ser tu prioridad. 

      B) Montaje del escenario para realidad virtual

El espacio reservado para un escenario de RV varía según la necesidad. Dependiendo del tipo de escenario, hay que disponer de un espacio y un conjunto de elementos diferentes. 

       C) Priorizar el ROI

La función de un evento comercial no solo es entretener, esta herramienta debe proporcionar un retorno, por lo que debes segmentar tu público, debes mostrar que tu empresa resuelve los problemas dicho público. Las llamadas al evento deben ser específicas y acorde al embudo de conversión visitante-prospecto-cliente. Considera tomar datos después de la experiencia. 

Un evento con realidad virtual debe captar la atención de los visitantes, y al implementarlo en tu estrategia sin duda ofrecerás un evento con una comunicación incomparable.